martes, 21 de junio de 2011

El accidente de un avión de enseñanza obliga a desviar tres vuelos comerciales

Los dos pilotos de la Academia de San Javier abandonaron el C101 en pleno aterrizaje al perder el control por el pinchazo de una rueda. El espacio aéreo se cerró dos horas 

21.06.11 - 01:27 - 


El aeropuerto de San Javier mostró ayer sus limitaciones debido al accidente que sufrió un avión de enseñanza de la Academia General del Aire, que provocó el desvío de tres vuelos comerciales y el cierre del espacio aéreo durante dos horas, el tiempo suficiente para que las instalaciones recobraran la normalidad y la seguridad de las operaciones aéreas. El incidente se ha producido cuando está en pleno debate la próxima convivencia de dos aeropuertos en la Región.
La salida de la pista de un reactor C101 de la Academia acabó sin heridos ni daños materiales. Al término de uno de los entrenamientos militares de vuelo, el comandante instructor y un alférez alumno de tercer curso se disponían a tomar tierra en la pista militar cuando se pinchó una de las ruedas del tren de aterrizaje y el avión comenzó a dar bandazos. Los pilotos perdieron por completo el control del C 101, el avión de fabricación española que emplean para las maniobras en la Academia General del Aire de San Javier. Fue cuando, con el avión ya en tierra pero haciendo eses, los dos pilotos, alumno y profesor, accionaron el asiento eyectable que los propulsó a unos 40 metros por encima del suelo. Ambos tomaron tierra sin daño alguno gracias a las campanas de emergencia, similares a un paracaídas, que les permitió salir del trance sanos y salvos, aunque después pasaron por un reconocimiento médico en el hospital de la base militar.
Ya sin piloto a los mandos, el avión continuó dando bandazos hasta que salió de la pista. Según varios testigos que presenciaron el suceso, un camión de bomberos de la AGA acudió de inmediato y comenzó a rociar el avión con espuma para evitar un posible incendio. «Al reventar la rueda, comenzó a salir mucho humo, pero no llegó a incendiarse», contó después Javier Rodríguez, un 'spotter' (aficionado a fotografiar aviones) mallorquín que había viajado hasta San Javier para captar imágenes de los aviones militares y presenció toda la secuencia del incidente.
Según informó la Academia General del Aire, el avión ha sido recuperado en buenas condiciones para nuevos usos, aunque las autoridades militares abrirán una investigación con el fin de esclarecer las causas del accidente.
Vuelos desviados
El personal del aeropuerto y el pasaje que esperaba para el embarque del vuelo a Madrid se vio sorprendido por el humo provocado por el incidente del avión militar. El aeródromo tuvo que cerrar el tráfico aéreo por espacio de unas dos horas, lo que obligó a desviar a Alicante los tres primeros vuelos de la mañana, procedentes de Madrid, Leeds y Manchester, aunque éstos dos últimos no llegaron a desembarcar en la pista alicantina. En cuanto la pista de San Javier se despejó, los dos aviones de Jet2 regresaron a San Javier con el pasaje completo.
El nuevo director de las instalaciones civiles de San Javier, Pablo Lázaro Melgar, manifestó a propósito del accidente que compartir las instalaciones con la Academia General del Aire «supone una ventaja» porque se cuenta con un doble dispositivo de seguridad.
San Javier estrenó recientemente una segunda pista para la actividad militar, con objetivo de hacer compatibles todos los usos mañana y tarde.